Happy Socks

Seguir comprandoHacer el pedido
Close menu
Your cart is empty


Your cart is empty

Historia

Todo comenzó en 2008, bajo el nublado cielo de una primavera sueca que, como de costumbre, se hacía esperar. Había nacido una idea para convertir un accesorio cotidiano en un elemento colorista y diseñado a conciencia, capaz de transmitir felicidad. Con una estricta y máxima exigencia de calidad, profesionalidad y creatividad. Un concepto llevado a la perfección por el colectivo Happy socks, al que encontramos en una casita roja de más de 400 años de antigüedad, entre cerezos y arbustos de bayas silvestres en un parque en algún lugar del corazón de Estocolmo.